– Comunidades de Propietarios

Cada vez somos más conscientes de la gran cantidad de Comunidades de Propietarios que presentan problemas de accesibilidad.

Hasta el año 2010, la normativa no contemplaba la necesidad de garantizar el acceso a los edificios a personas cuyas capacidades y aptitudes estuvieran fuera de los que se consideraba “normal”. Esta es la causa por la que una buena parte de las viviendas que existen en nuestras ciudades fueron diseñadas y construidas sin los requisitos mínimos necesarios en materia de accesibilidad.

Como consecuencia, hoy en día muchos de los portales edificados antes de esa fecha son “territorio hostil” para aquellas personas con problemas de movilidad o dificultad para subir y bajar escaleras.

El envejecimiento de la población que está experimentando España durante las dos últimas décadas, ha puesto aún más de manifiesto la necesidad de mejorar las condiciones de accesibilidad de las Comunidades de Propietarios, con el fin de evitar que un número cada vez mayor de personas mayores o con discapacidad se queden “encerradas” en casa ante la imposibilidad de salir a la calle.

Una asignatura pendiente

Las intervenciones de mejora de la accesibilidad más habituales en las Comunidades de Propietarios pasan por la instalación de una rampa, un ascensor o un dispositivo elevador (sillas salvaescaleras y plataformas elevadoras).

No siempre resulta sencillo acometer estas soluciones. En el caso de las rampas en muchas ocasiones no existe espacio suficiente para su instalación. La instalación de dispositivos elevadores como las plataformas y sillas salva escaleras unen a la necesidad de espacio los requisitos legales que se deben cumplir para su instalación y uso.

Todos ganamos

Edificios 100x100 Accesibles

Garantía de un buen servicio

Cualquier intervención que se fije como objetivo la mejora de las condiciones de accesibilidad en una Comunidad de Propietarios requerirá de un estudio sistemático que se apoye en cuatro pilares:

Bien sea de manera gradual o repentina, como ocurre en los casos de discapacidad sobrevenida, los espacios y condiciones que nos han sido cómodos y seguros durante años pueden dejar de cumplir su función y convertirse en espacios de acceso complicado y peligrosos en su uso.

Seguir estas premisas nos permite plantear para cada caso la solución óptima capaz de responder a las posibilidades, necesidades y expectativas de los usuarios.

En 100x100 Accesible contamos con los conocimientos necesarios para llegar a esa solución, y un equipo de expertos en Accesibilidad y Autonomía Personal que nos permite ofrecer con las mayores garantías:

Volver arriba