La importancia de un buen remate

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN REMATE
remate de Puyol en semifinales
Un paseo primaveral nos sirve como excusa para estudiar uno de los encuentros en el que, a juzgar por los resultados, menos cuidado se pone al proyectar y ejecutar un edificio: el encuentro entre cubierta y hastial.
9 imágenes tratan de dejarlo claro.
Es evidente que no todas las fachadas de un edificio son iguales. Las hay más representativas y las hay menos. Por unas entran los famosos y por otras salen los desperdicios. Por eso es normal que exista una determinada jerarquía donde la que manda es la principal, luego la trasera y la peor parte la lleven los hastiales o muros medianeros en los que, si además no se permite abrir huecos, nadie se fijará.
La mayoría de las ordenanzas municipales ya establecen que estos cerramientos cuando queden vistos aunque sea de manera temporal recibirán el mismo tratamiento que el resto de las fachadas. El acabado superficial está claro:se realiza igual al de la fachada principal. El problema viene cuando toca rematar.
Todas las imágenes han sido tomadas estrenando la primavera en un pueblo de la Comunidad de Madrid. Fue poco más de media hora en el que encontramos soluciones diversas que se emplean de manera habitual en edificios con una calidad constructiva media y entornos con climas no demasiado rigurosos.

PODEMOS DISTINGUIR 3 SOLUCIONES TIPO:

SOLUCIÓN 1

teja árabesobresaliendo
teja árabesobresaliendo
teja árabesobresaliendo

Una de las soluciones mas habitual y más efectiva es realizar un pequeño alero volando ligeramente el tablero de soporte de la cubierta de modo que proteja el tramo superior de la fachada. En los 3 ejemplos vemos que el paño de fachada no presenta síntomas de deterioro por causa de la humedad, si bien en aquellos casos en que no se ha tomado la precaución de volar debidamente la última hilada de tejas si se ven rastros de humedad en los frentes de los aleros.


SOLUCIÓN 2

teja árabesobresaliendo
teja árabesobresaliendo
teja árabesobresaliendo

Otra solución bastante común es hacer volar por delante del paño de fachada la última hilera de tejas de la cubierta o, mejor, añadirle una hilera adicional por debajo del nivel de la cubierta . A veces la teja no vuela lo suficiente (otras queda directamente enrasada con la fachada) y el agua deja su rastro.


SOLUCIÓN 3

teja árabesobresaliendo
teja árabesobresaliendo
teja árabesobresaliendo

Actualmente se comercializan por parte de empresas de cerámica piezas específicas para remate hastiales. El resultado de su colocación no siempre es el esperado. Al igual que ocurre con la solución anterior es imprescindible que quede un espacio mínimo entre el remate cerámico y el acabado de fachada para que actue como goterón. En caso contrario el resultado salta a la vista.

Cualquier personas que haya tenido con tacto con la ejecución de obras de construcción, tanto de obra nueva como de Rehablitación sabe que el agua, ese don tan preciado, tiende a convertirse en un testigo implacable que nos delata cuando ejecutamos mal un detalle constructivo.
Visto lo cual…
SACAMOS LAS SIGUIENTES CONCLUSIONES:
Si conseguimos que el agua que escurre desde el borde de la cubierta gotee antes de alcanzar el acabado de fachada tendremos un remate protegido (y bien realizado).
Esto se consigue separando el paño de fachada del remate de la cubierta para que actue como goterón.
Si esta condición no se da es preferible que se deteriore el alero (Solución 1) a que lo haga la fachada (Solución 2)
Si ordenasemos cronológicamente las imágenes descritas nos daría por pensar que los aleros están en desuso (Oh oh…)
Si ordenasemos cronológicamente las imágenes descritas nos daría por pensar que cada vez se usan más piezas de remate cerámico de manera poco adecuada (Oooooh…)
This entry was posted in Arquitectura, Construcción, Cubiertas, Fachada, Patología, Rehabilitación. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>